Dar frutos del espíritu es propio de los hijos de Dios: La obras del corazón malo identifican al que no lo es.

Pero hay algo más terrible que el pecado, que la debilidad carnal y la falta delante de Dios, es la maldad, la maldad es la perversión del espíritu, la contaminación del alma, la destrucción de los buenos sentimientos y la inocencia del espíritu, es lo más terrible que pueda ocurrirnos, porque supera con mucho al simple pecado, destruyendo los sentimientos más hermosos que existen en el fondo del alma.

 

Por el ministro de la Iglesia P.E. José G. Rodríguez Yáñez, Salón de Ministro templo sede Internacional dela Iglesia La Luz del Mundo ubicada en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México, Domingo 15 de mayo de 2022.

Ver galería de fotografías

4 Replies to “Dar frutos del espíritu es propio de los hijos de Dios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.